14 MAY.

2019

Asset Class , SRI , Sugar

El coste oculto del azúcar


Como inversores responsables, Candriam evalúa el posicionamiento de las empresas en las que invierte a través de distintos factores, entre ellos el de la salud y el bienestar. El debate en torno a problemas médicos ligados a una alimentación poco saludable existe desde hace años y es bien conocido el impacto en los sistemas sanitarios y el coste que supone para la sociedad. Las empresas de alimentación y bebidas se enfrentan a un mercado y entorno normativo en proceso de cambio.    

La incidencia y el coste de la obesidad u otras condiciones del metabolismo, han aumentado a un ritmo alarmante en los últimos cincuenta años. Alcanza al mundo entero, incluyendo los mercados emergentes, y abarca todas las edades, incluidos los niños.

El coste para la sociedad está alcanzando un nivel insostenible, estimado desde el 1% al 2% del PIB mundial en gastos sanitarios por una mala alimentación. El gasto es alto y, por el momento, también bastante oculto.

El azúcar sería el gran culpable de este cambio. Los datos a nivel mundial muestran una correlación estadística entre consumo creciente de azúcares y niveles de obesidad. La comunidad científica ha empezado a centrarse en las causas de la obesidad, estableciendo una relación indirecta con el azúcar contenida en las dietas modernas.

Nuestra firme convicción es que las empresas que engloben las oportunidades y los desafíos en materia de sostenibilidad de forma conjunta con sus prioridades financieras tendrán mayor capacidad para generar beneficios para sus accionistas. En lal siguiente tabla presentamos algunos de los riesgos comerciales y de las oportunidades estratégicas en relación con el azúcar.

 


Candriam siempre se ha implicado con las empresas en las que invierte para medir sus  esfuerzos e investigar sus carteras y estrategias comerciales para así identificar a los ganadores a largo plazo. Muchas empresas han elaborado estrategias precisas para hacer frente a los riesgos asociados al azúcar; algunos están abordando una mejor nutrición como oportunidad de negocio. Hemos observado por otro lado, que las empresas peor posicionadas en nuestro “mapa del azúcar” son las más reticentes a implicarse o a ofrecer una mayor transparencia en lo relativo a los riesgos para la salud. 


En general pensamos que la industria de la alimentación y las bebidas está evolucionando paulatinamente hacia prácticas de nutrición más sanas. A través de nuestra implicación con las empresas en las que invertimos, hemos visto que se está aplicando una serie de estrategias (transformación de la cartera de productos o de las recetas de los productos) y haciendo gran hincapié en reducir el azúcar. En nuestra opinión, es un paso obligado para las empresas dentro del entorno actual normativo y de consumo si desean conservar su puesto en el mercado.

Seguiremos manteniendo una implicación activa con las empresas e iremos actualizando nuestro estudio para seguir informando a los inversores sobre azúcares ocultos y otras cuestiones relacionadas con la salud.

 

DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO






[1] Este estudio de casos con fecha de junio de 2018 elaborado por Candriam no debe interpretarse como una previsión, análisis o asesoramiento de inversión ni tampoco constituye un recomendación, oferta o invitación para comprar o vender valores o adoptar una estrategia de inversión. Los datos y opiniones recogidos en el presente documento pueden cambiar a medida que varíen las condiciones posteriores. Este material puede contener información prospectiva cuya naturaleza no es puramente histórica. No existe ninguna garantía de que se cumplan las previsiones. Basarse en la información de este material queda a la entera discreción del lector. La rentabilidad obtenida en el pasado no es un indicador fiable de los resultados actuales o futuros y no debería ser el único factor a tener en cuenta al seleccionar un producto o estrategia.